NOS VAMOS DE FERIA

Este año es el segundo en el que no se podrá celebrar una de las fiestas tradicionales de mi tierra de origen y, por supuesto, una de mis favoritas: la Feria de Abril. Esto no significa que no podamos recrear nuestra propia caseta en casa, empleando decoraciones y, sobre todo, creando una mesa con los tonos y motivos de esta fiesta andaluza tan especial.

Lo primero, no podía faltar entre mis creaciones, elementos inspirados en la Feria.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Combinando con los diseños de mantelería que escojas, estos son los elementos que no podrán faltar en tu mesa:

– Lunares por doquier: uno de los motivos por excelencia de inspiración para trajes y decoraciones son los lunares, que pueden estar presentes en vajillas, centros de mesa, servilletas, caminos de mesa o cualquier elemento que forme parte de tu escenario.

 

 

Abanicos: en la fiesta andaluza más importante del año, no podía faltar un complemento clave del traje regional. Como protagonista de un centro de mesa o a modo de guirnalda, le aportará el componente tradicional que caracteriza a la Feria.

 

 

Farolillos: la iluminación de una caseta es imprescindible para recrear el espíritu de la Feria. Para ello, puedes colocar en la habitación donde tendrá lugar la reunión farolillos con los motivos y tonos típicos de la fiesta.

 

 

Flores: no nos podemos olvidar de una de las protagonistas de la fiesta flamenca, las flores. Directas de los tocados de los trajes tradicionales a tu mesa en centros compuesto por rosas, peonias, claveles o amapolas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Posavasos: el rebujito no podrá faltar en tu fiesta y tampoco los posavasos temáticos. Os proponemos el estilo azulejo típicos de la región para apoyar las copas de las bebidas de los invitados.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sillas: tanto si decides recrear la fiesta dentro de casa o al aire libre, es importante añadir al conjunto las tradicionales sillas de anea y pino con sus coloridos respaldos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para finalizar, sobre todo, acompañando al colorido, el arte y las flores de la Feria del Caballo, no nos podemos olvidar de llevar a la mesa la alegría y diversión que caracterizan a una de las fiestas más importantes de nuestro país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat